thinkmexican
thinkmexican:

La Leyenda de Coyolxauhqui

La leyenda narra que Coatlicue encontró una bola de plumas cuando barría en la cima del cerro Coatepec, la levantó y la guardó junto a su vientre. Cuando trató de buscarla se dio cuenta de que estaba embarazada.

Al saberlo su hija, Coyolxauhqui, decidió junto con sus hermanas las estrellas terminar con la vida de su madre. Al enterarse Huitzilopochtli, el hijo que aún se encontraba en el vientre de Coatlicue, le dijo a su madre que no se preocupara, que él la defendería.

Huitzilopochtli, nació siendo adulto y armado con una serpiente de fuego, decapitó a Coyolxauhqui, cuyo cuerpo cayó a las faldas del cerro.

En el Templo Mayor al igual que en el mito, un victorioso Huitzilopochtli se encontraba en la cima del edificio, mientras que Coyolxauhqui que es representada por un monolito de piedra, yacía desmembrada al pie del mismo templo.

En ello reside la importancia del monolito de Coyolxauhqui —deidad lunar mexica— descubierto el 21 de febrero de 1978 a los pies de la escalinata derecha del Templo Mayor de la antigua Tenochtitlan.

Coyolxauhqui emergió de la tierra después de 500 años, en el mismo sitio donde fue colocada por los mexicas. Apareció en la esquina de Seminario y Argentina, en el corazón de la Ciudad de México.

Texto: INAH
Imagen: Eli Leonardo

thinkmexican:

La Leyenda de Coyolxauhqui

La leyenda narra que Coatlicue encontró una bola de plumas cuando barría en la cima del cerro Coatepec, la levantó y la guardó junto a su vientre. Cuando trató de buscarla se dio cuenta de que estaba embarazada.

Al saberlo su hija, Coyolxauhqui, decidió junto con sus hermanas las estrellas terminar con la vida de su madre. Al enterarse Huitzilopochtli, el hijo que aún se encontraba en el vientre de Coatlicue, le dijo a su madre que no se preocupara, que él la defendería.

Huitzilopochtli, nació siendo adulto y armado con una serpiente de fuego, decapitó a Coyolxauhqui, cuyo cuerpo cayó a las faldas del cerro.

En el Templo Mayor al igual que en el mito, un victorioso Huitzilopochtli se encontraba en la cima del edificio, mientras que Coyolxauhqui que es representada por un monolito de piedra, yacía desmembrada al pie del mismo templo.

En ello reside la importancia del monolito de Coyolxauhqui —deidad lunar mexica— descubierto el 21 de febrero de 1978 a los pies de la escalinata derecha del Templo Mayor de la antigua Tenochtitlan.

Coyolxauhqui emergió de la tierra después de 500 años, en el mismo sitio donde fue colocada por los mexicas. Apareció en la esquina de Seminario y Argentina, en el corazón de la Ciudad de México.

Texto: INAH
Imagen: Eli Leonardo